¿Qué es Creative Commons?

Creative Commons

Con el objeto de difundir las ideas de Creative Commons, hemos traducido el interesante artículo de Tom Merrit, Director Ejecutivo de CNET.com «Does Creative Commons free your content?» publicado en esta prestigiosa revista de tecnologías americana.

Creative Commons

Con el objeto de difundir las ideas de Creative Commons, hemos traducido el interesante artículo de Tom Merrit, Director Ejecutivo de CNET.com «Does Creative Commons free your content?» publicado en esta prestigiosa revista de tecnologías americana.

¿Creative Commons libera tus contenidos?

Por Tom Merritt. Director Ejecutivo, CNET.com. «Creative Commons es una organización que permite a la gente publicar sus obras creativas bajo una licencia que permite más flexibilidad que el “todos los derechos reservados” que viene por defecto en las leyes sobre derecho de autor.

Recientemente, John Dvorak escribió una columna preguntando a qué bienes les era útil Creative Commons. Tuve la oportunidad de conversar con mi compañera columnista de CNET Molly Wood, quien dijo que ella tampoco realmente entendía para qué serían útiles las licencias.

Mientras tanto, 53 millones de obras en la Internet se enlazan a una licencia Creative Commons. Mucha gente está comprando el concepto. Pero, ¿es peligroso?, ¿es revolucionario?, ¿es un sin sentido? Aquí hay un intento de de lidiar con lo que es esta insanamente popular licencia y si es buena para algo.

Aquí va el concepto de las licencias Creative Commons, como yo lo entiendo.

Cada obra creativa recibe protección del derecho de autor automáticamente desde el momento en que preparas la obra poniendo el lápiz en el papel, tecleando guardar, o presionando grabar. Esta protección reserve todos los derechos del creador de la obra. Nadie puede usar dicha obra sin permiso expreso por escrito excepto en donde se encuentre legalmente determinado el fair use o uso justo. (Ya veremos lo que constituye fair use en un instante.)

Creative Commons entrega algo así como un set de licencias estandarizado que un creador de obras sujetas a derecho de autor puede usar para darles derechos extras a las personas. Esto es similar a la GPL, usadas para software. (Lo que me resultó difícil de meter en la cabeza mientras escribía esta columna es que Creative Commons se trata más de proteger a la audiencia que estás esperando que use tu obra que de protegerte a ti. Tú aún conservas los derechos que hayas conservado, pero estás abandonando algunos de ellos a propósito.)

Las leyes sobre derecho de autor protegen cualquier obra creativa que tú crees lo quieras o no. Nadie puede legalmente usar tu obra más allá del fair use sin una licencia. Creative Commons sirve como una licencia que puede usar la gente que desea que su trabajo sea compartido. ¿No quieres que tu trabajo sea compartido? No hay problema. No uses una licencia Creative Commons.

Las licencia Creative Commons definen cómo la gente puede usar una obra más allá de los dictados del fair use, pero sin tener que negociar una licencia única con el titular del derecho de autor. Existen cuatro modalidades que puedes escoger para usar una licencia Creative Commons:

BY

    Atribución: Puedes usar la obra pero dar crédito al autor. Esto se aplica a todas las licencias Creative Commons.

No Comercial

    No comercial: Puedes usar la obra solo si no ganas dinero con ello.

Sin Derivadas

    Sin Obras Derivadas: Puedes usar la obra solo si no la alteras o transformas más allá de las prohibiciones del fair use.

Licenciar Igual

    Licenciar igual: Puedes transformar una obra siempre que pongas a disposición la obra resultante en los mismos términos que la original.

Puedes usar estos términos en 6 combinaciones diferentes.

¿Cómo se diferencia del fair use?

El fair use ya permite que la gente use mi trabajo, de una forma limitada. Fue consagrada ley en 1976 como la Sección 107 de la copyright act.

De acuerdo con el sitio web sobre fair use de la Universidad de Stanford, en su perspectiva más general, el fair use respecto de una obra sujeta a derecho de autores «cualquier copia de un material sujeto a derecho de autor hecha con una finalidad limitada y ‘transformadora’ tales como el comentario sobre algo, criticar, o parodiar un obra sujeta derecho de autor.»

La ley entrega un test de cuatro factores para determinar si hay fair use. El test comprende la naturaleza del uso, la cantidad de la obra original usada, la naturaleza del resultado o de la obra derivativa, y el propósito del uso. La corte debe considerar los cuatro factores juntos. (Es bastante necesario preguntarle a un abogado si quieres estar seguro de que lo que vas a hacer está cubierto por el fair use.)

A veces los creadores de contenidos quieren distribuir material y hacer sentir a la gente que pueden hacer lo que quieran con él, sin el temor de ser demandados o la necesidad de consultar a un abogado. Nadie está obligando a nadie a hacer esto, pero algunas personas han encontrado bastante beneficioso permitirlo.

Uno de los usos de Creative Commons es permitir la libre distribución de tu obra para usos no comerciales. Bajo la ley de derecho de autor, no se le permite a nadie copiar tu obra sin tu autorización. Una licencia Creative Commons te permite mantener el derecho de autor y aún así ganar dinero con tu obra, mientras permites que las nuevas tecnologías y los rabiosos fans la difundan por el mundo entero. Claro, tú le puedes decir a la gente que ignore tu derecho de autor, pero las licencias les dan la seguridad que lo dijiste en serio.

Piensa en una banda con un MP3. Bajo la ley de derecho de autor, si ellos le permiten a otros regular el MP3 sin haber solicitado autorización explícitamente, posteriormente alguien en la banda podría demandar a la gente que estuviera distribuyéndolo. Si distribuyen el MP3 bajo una licencia Creative Commons, entonces la gente podría compartirlo libremente sin tener que preguntar y sin el temor de ser demandados. La libre distribución podría servir como marketing para un CD completo. Muchas bandas han hecho exactamente eso con distintos resultados. Cory Doctorow lo usa con gran efecto en sus novelas. El libera el texto pero no la edición impresa. Y dice que está ganando dinero.

La banda Wilco lanzó su álbum Yankee Hotel Fox Trot bajo un licencia similar a Creative Commons. Su sello discográfico original se negó a lanzar el álbum, pero después de que se volvieron famosos en la Internet como descarga gratuita, un sello distinto (que era, irónicamente, parte de la misma compañía matriz que la del sello original de Wilco) lo lanzó como un CD normal CD,y se convirtió en uno de los álbumes más vendidos de Wilco.

¿Creative Commons amenaza de alguna forma el fair use?

Hay quienes tienen la idea de que Creative Commons de alguna forma amenaza la existencia del fair use. Una licencia Creative Commons no tiene efectos sobre el fair use de una obra. El texto de las licencias Creative Commons expresamente señala que la ley sobre derechos de autor y otras que sean aplicables, tales como el fair use, siguen aplicándose.

Ya tenemos precedentes respecto del fair use, y necesitamos trabajar para protegerlos. Pero Creative Commons permite que los demás usar tu obra sin el riesgo, costo, o limitaciones de la ley sobre fair use. Lawrence Lessig, presidente de Creative Commons, cree que el uso de las licencias Creative Commons license en efecto aumentará la conciencia y ayudará a la lucha para obtener un derecho de autor y de fair use más justas.

¿Creative Commons torna más compleja la ley?

Algunos críticos temen que Creative Commons pueda hacer que la ley sobre derecho de autor se vuelva más compleja. Creative Commons no es una ley isn’t a law ni agrega o sustrae nada de la ley. Simplemente es una licencia basada en la ley sobre de recho de autor. No cambia la ley más o menos que cualquier otra licencia, como la EULA. Puede incitar cambios en la ley, pero no provoca el efecto de los cambios sólo por existir. Muchos de quienes apoyan la iniciativa creen que estos cambios mejorarán la ley sobre derecho de autor.

Si está en el dominio público, ¿para qué necesito una licencia?

Incluso he visto quejas acerca de la dedicación al Dominio Público de Creative Commons. Quienes se quejan señalan que si algo se encuentra en el dominio público no se necesita una licencia. Eso es cierto. Pero si los creadores de una pieza de arte quieren ponerla en el dominio público sin tener que esperar los 70 años después de sus propias muertes para que eso ocurra, pueden usar Creative Commons para darle al público todos los derechos que otorga el dominio público de inmediato. Sólo es viable. Muchos de los críticos probablemente no quieren hacer esto, pero la opción está ahí.

El daño de Creative Commons

Algunas personas aplican la liencia Creative Commons a sus sitios Web cuando no tienen necesidad de ello. Si no entiendes las implicancias de la licencia, tomáte un minuto y estúdialo un poco más. Si usas esta licencia la gente alrededor del mundo podría reimprimir tus pensamientos o ideas de muchas maneras. Yo uso la licencia y no tengo problemas con lo que ello conlleva. Pero no llegues y la pegues en tu blog sin entender los que significa.

¿Por qué alguien liberaría su trabajo?

Algunos se quejan de que si licencias algo con Creative Commons, no podrás librarte de esa licencia. Y eso está bien. Nunca puedes revocar los términos de ella. Ese es el punto.

El verdadero argumento aquí es por qué querrías liberar tu obra del todo, aún cuando sí te aferres a tus derechos. Algunas personas no entienden los beneficios de liberar algo sin obtener un retorno inmediato, y con la consecuencia adicional de ceder algunos de tus propios derechos.

Yo mencioné dos ejemplos antes, Wilco y el autor Cory Doctorow. Incluso el mismo profesor Lessig ha lanzado copias de libros en línea de manera gratuita bajo Creative Commons y vendido los libros bastante bien. Otro uso se da en las escuelas. Muchos académicos dieron la bienvenida a las licencias Creative Commons. Bajo la ley sobre derecho de autor normal, si un profesor desea incluir un artículo o capítulo de un libro en un compendio de ejemplares, debe obtener la autorización del autor. Esto puede ser agobiante para un compendio con 10, 20, o más artículos individuales. Las obras liberadas bajo una licencia Creative Commons pueden alivianar esa carga fácilmente.

Pero es una apuesta, y no es para todos. Algunas personas están haciendo buen uso de esa apuesta. Algunos incluso están haciendo dinero. Algunos sólo se están haciendo famosos de manera marginal. Algunos sólo quieren contribuir al mundo. Esa es la parte cursi en que mucha gente no confía o no cree. Y no necesitan hacerlo. Pero eso no hace a Creative Commons peligroso o inútil.

Gracias a Mia Garlick, consejera general de Creative Commons, y al profesor Lawrence Lessig, quienes me ayudaron a entender cómo funciona Creative Commons.»

El texto original en inglés de esta columna fue publicado originalmente en CNET el 13 de Octubre de 2005 y fue licenciado bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-LicenciarIgual 2.5.

La traducción fue realizada por Paula Jaramillo, de la Corporación Derechos Digitales, y es publicada bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-LicenciarIgual 2.0 Chile.