Propiedad Intelectual y Bibliotecas: una mirada a la charla de Kenneth Crews

El 7 de abril, la Embajada de Estados Unidos organizó una videoconferencia con el profesor Kenneth Crews, docente de la Universidad de Columbia, quien hizo una exposición sobre Propiedad Intelectual y Bibliotecas. En esa ocasión, Crews expuso sobre la excepción “fair use” o “uso justo” en la ley de propiedad intelectual estadounidense: su definición, beneficios y desventajas para la comunidad bibliotecaria en EE.UU.

Entre otras cosas, el profesor destacó la ausencia de este tipo de limitaciones o excepciones en la legislación sobre propiedad intelectual para bibliotecas en países como Chile, Argentina y Uruguay.  Luego de la charla, se hizo una mesa redonda de preguntas, integrada por especialistas chilenos en la materia, entre los que se encontraba Paola Roncatti, presidenta del Colegio de Bibliotecarios de Chile, y Claudio Ruiz, presidente de la ONG Derechos Digitales.

El profesor Crews estuvo tras de uno de los más interesantes experimentos salidos de OMPI en el último tiempo, y del que se basó parte importante de su exposición. Es un estudio comparativo donde analizó las leyes de derechos de autor de gran parte de los países del mundo (184 países miembros de la OMPI), tratando de buscar prácticas normativas comunes sobre excepciones para bibliotecas. Esta investigación llega en un momento crucial, en tanto  en nuestro país se retomó la discusión al proyecto de ley en el Congreso.

Para Roncatti, «es importante destacar que alrededor de un 70% de los países miembros de la OMPI poseen en sus legislaciones de derecho de autor algunas excepciones para bibliotecas y archivos, y en alrededor de un 40% de los países contempla el uso de la copia privada, datos importantes de manejar y enviar a nuestros parlamentarios».

En ese sentido, Ruiz declara que «el profesor Crews logró detectar que Chile comparte una vergonzosa posición con otros países que no contienen excepciones algunas para bibliotecas. En la ley chilena, la única vez que se utiliza la palabra bibliotecas es para denominar a la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos, pero nunca desde el punto de vista de consagrar alguna excepción».

Dentro de las preguntas realizadas al profesor Crews, se custionó qué ocurre con la salud de la industria editorial cuando existen excepciones para bibliotecas y archivos, y además se contempla el uso de la copia privada. Según la experiencia del profesor, la industria editorial sigue tan fuerte como antes, ya que las bibliotecas son las grandes compradoras de libros. Es más, las bibliotecas se consagrarían como el gran aliado de esta época de cambios para esta industria.

Al momento de evaluar la charla, Paola Roncatti reflexiona: «En general, quedamos con gusto poco. Nos hubiera gustado poder entablar un debate con Crews, creo que faltó haber informado previamente al profesor sobre la realidad chilena, ya que habló en términos muy genéricos de la realidad mundial. Esperamos volver a contar con su presencia y realmente lograr un debate que permita sacar conclusiones claras que contribuyan al proyecto de modificación de la ley de derecho de autor chilena».

Por su parte, Claudio Ruiz cree que «resultó ilustrativo para quienes presenciaron la ponencia del profesor Crews, la importancia que reviste tener un sistema robusto de excepciones y limitaciones al derecho de autor desde el punto de vista de equilibrar los legítimos intereses de los autores con los intereses del público. Es interesante que en Latinoamérica no sea posible identificar un patrón ni desde el punto de vista de la protección ni de las excepciones, lo que explica, de alguna forma, la situación desigual en la que terminan nuestros países luego de la firma de instrumentos comerciales con países desarrollados».

«Como quiera que fuese -continúa Ruiz– lo más interesante de lo expuesto por el profesor Crews es que utiliza la lógica de la propiedad intelectual no sólo como un instrumento de cobro y utilidades para privados, sino que promueve la necesidad de tener un sistema que considere también los intereses colectivos en juego».

::

Foto (C) Sam Scott.