Publicaciones académicas chilenas: comparación entre universidades tradicionales y privadas

La polémica en torno al destino de la educación superior en Chile está en pleno desarrollo. Las demandas de los estudiantes del CONFECH (que en alguna medida también son compartidas por los rectores del CRUCH) han llevado a la discusión respecto a la labor y el aporte investigativo de las universidades tradicionales versus privadas. En este aspecto, creemos que el estudio hecho por ONG Derechos Digitales en el 2010 llamado «Políticas Editoriales de Publicaciones Académicas en Chile» (que se puede descargar desde acá, conseguir físicamente acá y distribuir libremente) puede servir para aportar datos concretos al debate.

El mencionado estudio se extendió a las publicaciones académicas períodicas con dos o más años de antiguedad vigentes al año 2009, esto es, revistas académicas efectivamente en circulación tal año. De las 267 publicaciones académicas incluidas en el estudio, un alto porcentaje es sostenido por las universidades (69%). Le siguen muy de lejos las sociedades científicas, organismos estatales, asociaciones gremiales, centros de estudios, instituciones privadas o un organismo internacional. En otras palabras, son las universidades las que hoy sostienen la investigación académica y científica en nuestro país, lo que sitúa claramente su importancia como motor en la investigación y desarrollo en el país.

Ahora bien, como afirma el estudio, aun cuando Chile cuenta con alrededor de 60 centros universitarios, solo seis universidades concentran prácticamente un 53% de las publicaciones realizadas por tales centros de estudios. Ellas representan el 36,7% del total de publicaciones académicas nacionales, sean o no universitarias. De hecho, la Universidad de Chile y la Pontificia Universidad Católica de Chile concentran conjuntamente el 21,3% de todas las publicaciones académicas del país.

 

«En efecto, las 26 universidades que integran el Consejo de Rectores publican en conjunto 150 de las 185 publicaciones académico-universitarias del país. Más del 81% de las revistas artísticas, literarias y científicas de origen universitario encuentran su origen en las universidades tradicionales, mientras menos de un 19% es publicado por las denominadas universidades privadas. Ahondando más, el grueso de estas últimas instituciones carece de publicaciones que satisfagan los estándares para ser incluidas en el estudio».

Las cifras del estudio de ONG Derechos Digitales guardan similitud con las cifras de registros ISBN. Entre los años 2000 y 2010, las universidades chilenas publicaron 4.077 libros. De ellos, el 75% fueron títulos publicados por las universidades tradicionales; en conjunto la Universidad de Chile y la Universidad Católica de Chile concentraron sobre el 25% del total de los títulos universitarios publicados durante la decada. También son consistentes con las cifras de revistas certificadas por CONICYT-Scielo a junio de 2011; de las 85 revistas académicas acreditadas, 55 son publicadas por universidades tradicionales, 25 por sociedades científicas y organismos públicos, y sólo 5 por universidades privadas.

Las cifras son elocuentes para determinar qué papel juegan hoy los distintos tipos de universidades en la investigación académica en nuestro país. En el estudio de ONG Derechos Digitales, además, se puede constatar la alta concentración geográfica de ellas, las barreras legales y técnicas que se le ponen a la circulación del conocimiento y el papel que juega la tecnología en su acceso, entre otros. Datos que esperamos puedan servir para el debate respecto no solo del rol de las Universidades para el desarrollo del país, sino también respecto de las condiciones en las que los resultados de la investigación científica en Chile se distribuye y difunde, lo que mucho tiene que ver con su vocación pública.